Productores de arroz panameño temen por el futuro del rubro

Agricultores estadounidenses están optimistas sobre el TPP
6 diciembre, 2016
Arroz Importado invade mercado en época de cosecha
7 diciembre, 2016

Panamá.    Los productores reconocen que el ministro de Desarrollo Agropecuario ha intentado ayudarlos, pero ‘no es suficiente’

Los arroceros se quejan del exceso de importaciones, que les impide colocar sus productos.

El gobierno de Juan Carlos Varela está haciendo malabarismos para mantener el mercado abastecido de arroz a bajo precio y asegurarse de que el país sea autosuficiente en este rubro en el 2018.

Sin embargo, sus esfuerzos parecen no ser suficientes.

‘El ministro Eduardo Carles ha hecho lo posible por ayudarnos, pero no se ha podido dar con la solución’, señaló a La Estrella de Panamá Gabriel Araúz, presidente de la Asociación de Productores de Arroz Chiricanos (APACh).

‘Estamos en un momento crítico. Si el gobierno no toma decisiones pronto, el próximo año estaremos obligados a disminuir las hectáreas sembradas en un 50%’, advirtió.

Más de $96 millones en subsidios para los arroceros ha invertido la actual administración, que prometió durante la campaña una política de control de precios para los productos de primera necesidad, entre los cuales el arroz ocupa un lugar especial.

Para mantener el precio del arroz artificialmente bajo ( ver gráfica ), se ha visto obligado a ofrecer un subsidio a los arroceros.

El subsidio es de $7.50 por quintal, por vía de los molineros, quienes suman este dinero a los $17 que ponen de su bolsillo para pagar a los productores el quintal de arroz. De esta manera,los arroceros obtienen los $24.50 por quintal que cubren los gastos de siembra y cosecha, más la ganancia mínima para mantener el interés en la actividad.

¿Cuál es el problema, entonces? De acuerdo con Araúz, el dumping y el cambio climático.

Panamá consume anualmente unos 8 millones de quintales de arroz de cáscara, y produce 5.5 millones. Unos 2.5 millones de quintales deficitarios se importan libres de arancel.

El IMA en estos momentos está comprando 500 mil quintales de arroz nacional, para comercializarlo en las ferias libres, señaló un comunicado enviado ayer por el departamento de relaciones públicas de esta entidad.

‘El gobierno asegura que está comprando a los molineros, pero comprarles a ellos no significa que esté comprando arroz nacional’, sostiene Araúz.

‘Antes nos compraban directamente a nosotros, los productores, pero ahora le compran a los molineros. Nosotros no hemos podido colocar nuestro arroz’, añadió el productor.

El problema para los arroceros locales es que actualmente, de forma coyuntural, algunos países sudamericanos y Estados Unidos están ofreciendo arroz pilado calidad especial a muy bajo precio en los mercados internacionales.

Aun pagando el arancel del 90%, el precio CIF Panamá de este arroz (no regulado) es 35 centavos la libra, explicó el exministro de Desarrollo Agropecuario Hirisnel Sucre.

‘Este arroz se vende en los supermercados a 65 centavos/libra, obteniendo gran utilidad y haciendo grave daño al productor nacional y a la seguridad y soberanía alimentaria’, dice Sucre.

Según Araúz, los molineros están importando más de los 3 millones de quintales acordados: ‘Están actuando en forma desleal’, asegura el productor chiricano.

‘El arroz que importan no es del año. Por eso es que lo compran a bajo precio’, dijo el productor.

‘Hay una tremenda falta de transparencia en las importaciones’, sostuvo otra fuente ligada a la industria, que indicó que la AUPSA fue creada para facilitar la importación, no para ayudar a los arroceros en la producción nacional y que esta institución no está produciendo información sobre las importaciones.

‘No se sabe de dónde viene el arroz ni cuánto se ha importado’, dijo la fuente, que se quejó, además de que AUPSA no tiene laboratorios para evaluar la calidad del arroz importado.

Además de esta serie de problemas, en el último mes el sector ha sido duramente golpeado por el desajuste de las temporadas de lluvia por efectos del cambio climático, que no les ha permitido hacer la cosecha a tiempo.

‘En Chiriquí todavía tenemos por cosechar unos 200 mil quintales de arroz. Ya el 90% de esa cantidad tiene pérdidas del 50%’, dijo el arrocero, añadiendo que también en Chepo y Darién falta un millón de quintales por cosechar.

‘Estamos muy preocupados’, señaló Araúz.
Fuente: http://laestrella.com.pa/