Panamá: Sube la producción de arroz y maíz, pero la superficie sembrada no mejora.

Estados Unidos: El petróleo de Texas sube un 2,38 y cierra en 60,60 dólares el barril.
16 febrero, 2018
Honduras: El quintal de arroz valdrá 420 lempiras.
19 febrero, 2018
Mostrar todos

15 de Febrero: Durante el año agrícola 2016/17, la actividad arrocera en Panamá mostró un aumento en la cosecha del rubro, considerado el principal alimento de la mesa de los panameños, a pesar de que la superficie sembrada presentó una disminución.
Cifras del Instituto de Estadísticas y Censo (INEC), que publica la Contraloría General de la República, revelan que la cosecha total el año pasado fue de 7,116,700 quintales de arroz en cáscara, una cantidad superior a la del año agrícola 2015/16, que fue de 6,244,900 quintales.
Al comparar ambos resultados, se refleja un incremento de 871,800 quintales o un alza en su variación porcentual de 14.0 en la cosecha de arroz el año pasado.
De acuerdo con el documento, el aumento presentado en la producción de arroz para el período en estudio respondió, principalmente, a un incremento en la superficie mecanizada y mejora en los rendimientos.
El aumento en la cosecha obedeció a los altos rendimientos alcanzados en provincias como Coclé, con 31.7%; Panamá, con 27.4%; y Darién, con 17.6 %, en lo que respecta a la variación porcentual, donde productores decidieron utilizar mejores semillas certificadas. Asimismo, disminuyeron las plagas y enfermedades, lo que aunado a la llegada de mejores condiciones climatológicas se combinaron para conseguir el rendimiento esperado, revela el informe.
Los 7, 088,300 quintales de arroz en cáscara fueron sembrados en 91,270 hectáreas, que en comparación con las 92,380 hectáreas del año agrícola anterior bajó a 1.2%, disminuyendo 1,110 hectáreas sembradas.
De las 91,270 hectáreas sembradas de arroz, 66,150 fueron a máquina y voleo mecanizado, lo cual dio 72.5% del total, con una cosecha de 6,683,400 quintales en cáscara, que representó 94.3% de la cosecha total.
Cabe destacar, que al comparar la superficie sembrada y cosecha bajo el método mecanizado con el año agrícola 2015/16 se registró un aumento del 11.7 y 17.3, respectivamente.
Bajo los métodos de chuzo, voleo manual y ‘fangueo’ se sembraron 25,120 hectáreas, con 27.5% del total de hectáreas sembradas y una cosecha de 404,900 quintales, para un 5.7%.
En cuanto al uso de abono, indicó que al 76.7% de la superficie sembrada de arroz se le aplicó abono químico o inorgánico y que el 23.3% no utilizó abono.
De la superficie sembrada con abono químico, se obtuvo una cosecha de 6,669,400 quintales de arroz en cáscara, lo que constituyó el 94.1% de la cosecha total obtenida. El total de abono utilizado fue de 650,700 quintales, lo que dio un total de 9.3 quintales por hectáreas.
Por su parte, la cosecha de maíz para el año agrícola 2016/17 fue de 2,827,600 quintales en granos secos, lo que representó un incremento de 24.5% con relación al 2015/16, con 2,271,600 quintales en granos secos. Esto significó una variación absoluta de 556,000 quintales en granos secos.
Según INEC, este aumento obedece a las buenas condiciones climatológicas que se dieron en la región de Azuero, donde las lluvias originaron que los procesos de la fotosíntesis se desarrollaran sin contratiempos, contribuyendo a los altos rendimientos en las provincias de Herrera y Los Santos.
En la superficie sembrada para el año agrícola 2016/17, se observó una disminución de 6,960 hectáreas, una variación de 10.5%, ya que la superficie sembrada fue de 59,630 hectáreas y para el año agrícola 2015/16 fue de 66,590.
Cabe destacar, que en los últimos años se está dando el auge de cosechar este rubro en mazorcas o maíz nuevo, ya que es más rentable la comercialización del mismo. Tenemos pues, que de los 2,827,600 quintales en grano seco que alcanzó la cosecha total, unos 2,261,900 quintales fueron en grano seco y el resto correspondió a grano seco, unos 565,700 quintales aproximadamente.
Del total de superficie sembrada de maíz, 27,690 fueron a máquina, lo que correspondió al 47.0 % del total; mientras que la cosecha bajo este método de siembra fue de 2,261,300 quintales en grano seco, que se traducen en el 80.3% de la cosecha total en la República.
En cuanto al uso de insumos, se le aplicó abono químico o inorgánico a 41,470 hectáreas sembradas, donde se utilizaron 399,670 quintales que equivalen a 9.6 quintales por hectáreas para el 70.3% de la superficie sembrada de maíz. De esta siembra con la utilización de abono químico, se obtuvo una cosecha de 2,454,800 quintales en grano seco.
También se sembraron 32,400 hectáreas con semilla certificada, utilizando 15,090 quintales de semilla, lo que nos dio 0.5 quintales por hectáreas, de lo cual se tuvo una cosecha de 2,371,900 quintales en grano seco.
Fuente:http://laestrella.com.pa