México pierde 150 mdd anuales por ingreso de arroz sin pago de arancel

arroz blancoo
Nicaragua: Denuncian estafa contra productores de arroz
5 enero, 2015
arroz urug imp
Gran interés de los agricultores de EEUU por comercio con Cuba
5 enero, 2015

rice US

15 Diciembre. La reactivación del arancel de 20 por ciento a la importación de arroz provenientes de otros países publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado miércoles, permitirá a los productores nacionales ser más competitivos e incrementar la producción del cereal, pues actualmente la dependencia es de casi el 85 por ciento y el sector está en peligro de desaparecer advirtió Alejandro Díaz Hartz, presidente del Consejo Nacional de Productores de Arroz de México.

Agregó que tan sólo por la entrada de arroz sin pago del arancel, el país deja de percibir 150 millones de dólares anuales, recursos que podrían servir para fomentar la producción del cereal en el sur sureste del país, que cuenta con los recursos hídricos para incrementar la producción y disminuir la dependencia.

Advirtió que el arancel temporal que se quitó en 2008 sólo provocó el incremento de las importaciones que actualmente son de cerca de 800 mil toneladas, y en contraste se enfrentan dificultades para colocar las 210 mil toneladas de producción nacional debido a que el cereal proveniente de Vietnam, entra a precios por debajo de los costos de producción.

“Se trata de importaciones que ponen en peligro la estabilidad del mercado nacional al exportar hacia México a precios dumping, inferior incluso al que compra México a Estados Unidos, a pesar de que sus gastos de transporte son superiores”.

Informó que con la reactivación del arancel a las importaciones, a partir de enero del 2015 se empezarán a aplicar nuevos paquetes tecnológicos y se usarán nuevas variedades de arroz, con lo cual se pretende incrementar la producción en 20 por ciento al menos el primer año, pero además se reducirían los costos de producción.

México requiere de 1.1 millones de toneladas para abastecer su mercado nacional, lo preocupante es que otros países buscarán importar para satisfacer sus consumos domésticos y ello incrementará los precios, “y aunque seguramente no habrá un problema de abasto, sí tendremos que comprar arroz más caro”, apuntó.

La producción de arroz mexicano emplea a 25 mil familias directas y 1.2 millones de jornales en campo.

Fuente: www.elfinanciero.com.mx