Colombia: Fedearroz pide que las siembras no superen 340.000 hectáreas.

Peru: Aplican técnica en cultivo de arroz que permite evitar malaria y ahorrar agua.
13 abril, 2018
Japón: El arroz del oro para combatir la deficiencia de vitamina A.
13 abril, 2018
Mostrar todos

11 de Abril: El gremio pidió a los cultivadores regular los cultivos; en caso contrario, podría
esperarse sobreoferta, bajos precios, altos inventarios y nula rentabilidad del negocio.
La Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz) pidió a los agricultores del país y a sus afiliados, en particular, no extender las siembras del cereal más allá de las 390.000 hectáreas y que para el final de este año el inventario no supere las 400.000 toneladas de arroz paddy seco.
Además, hacerlo en las zonas óptimas para el cultivo, con el fin de lograr la mayor producción y productividad que ofrecen las semillas.
El gremio llamó la atención en este aspecto, con el fin de lograr un repunte en los precios de compra de la cosecha, pues, por simple ley de la oferta y la demanda, una cosecha mayor a la anotada hará deprimir los precios, en perjuicio de los agricultores.
El gremio manifestó un temor para que la situación que se presentó en los años 2016 y 2017 no se repita: incremento en las áreas de cultivo y siembras hasta en zonas no aptas, donde los costos de producción y las posibilidades de sacar las cosechas demandan inversiones más altas que en las zonas tradicionales.
Por ejemplo, se pidió que en zonas como los Llanos Orientales o el Bajo Cauca antioqueño los agricultores siembren ‘con responsabilidad’, es decir, sin expandirse más las áreas.
“De no acatarse esta solicitud, la crisis por la que atravesó el sector arrocero en el 2017 podría repetirse, aún con consecuencias más graves, si los inventarios no disminuyen significativamente”, dijo Fedearroz en un mensaje a los agricultores.
Lo anterior, destacó, debe hacerse con el fin de recuperar los precios de compra a los cultivadores.
Vale la pena recordar que el mal reportado en Colombia (mucha área sembrada, sobreoferta del producto y precios bajos de compra) también la está padeciendo Ecuador, donde el Gobierno creó un programa de incremento a las áreas de cultivo (similar a ‘Colombia Siembra’), pero sin la posibilidad de canales comerciales que absorbieran las cosechas.
Por esto ha sido la presión de Ecuador para que Colombia compre sus excedentes de cosecha.
Por su parte, Colombia se ha negado a recibir esas importaciones, pues además de estas, tiene que obligatoriamente aceptar los contingentes negociados en el Tratado de Libre Comercio (TLC), firmado con los Estados Unidos. Solo este año llegarán al país 102.000 toneladas.
En los últimos seis años, por ese tratado han entrado a Colombia 500.134 toneladas de arroz.
Fuente:http://www.eltiempo.com