Colombia: Arroceros esperan que los precios pagados al productor se recuperen desde marzo.

Ecuador: Arroceros solicitan política agrícola que reduzca costos de producción.
31 enero, 2018
Uruguay: Presidente uruguayo anuncia medidas de apoyo al agro.
31 enero, 2018
Mostrar todos

30 de Diciembre: Durante 2017 se produjeron casi tres millones de toneladas de arroz. Un volumen que de nuevo autoabastece el consumo nacional del grano, pero que inquieta a los agricultores que han venido enfrentando fuertes crisis debido al crecimiento de las áreas cultivadas y los bajos precios pagados por carga al productor.
La caída, que se ha sentido con fuerza desde junio de 2017, previo al inicio de la cosecha más grande del año (julio – octubre), motivó al Gobierno Nacional a seguir manteniendo los recursos del incentivo a la comercialización arrocera, para garantizar a los productores un ingreso sostenible ante los bajos precios pagados por la industria molinera.
Y aunque en la cosecha de mitaca, que comienza los primeros días de febrero, no es necesario recibir dicho subsidio por el volumen a recolectar, los productores siguen con el precio a la baja. Durante este mes, la tonelada se ha mantenido en promedio a $871.714, mientras que en enero del año pasado, se estaba pagando a $1,05 millones.
Rafael Hernández, presidente de Fedearroz, aseguró que incluso durante la semana pasada se sintió una caída en el precio de entre $1.000 y $2.000 por carga, y hay grandes reservas del producto en bodega. “En estos momento tenemos 840.000 toneladas de arroz en cáscara en inventario. Este alcanza para el abastecimiento de tres meses y medio”, aseguró.
Es por eso, que el panorama puede mejorar a partir de marzo. Para el dirigente gremial, lo más probable es que desde el cuarto mes del año el precio pagado al productor comience a recuperarse, cuando se hayan usado los contingentes almacenados y se sienta la disminución de las áreas cultivadas.
Un llamado que viene haciendo el gremio desde el año pasado, al igual que el ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga.
Para el jefe de cartera agropecuaria, 600.000 hectáreas cultivadas “es un área exageradamente grande”, por lo que este año no se puede llegar a los mismos niveles de siembra, para evitar consecuencias negativas, como las que se vivieron en 2017.
Fuente:https://www.larepublica.co