Producción y consumo en Nicaragua

Producción de Arroz

EVOLUCIÓN DE LA PRODUCCIÓN ARROCERA EN NICARAGUA

La participación del cultivo dentro del área total agrícola del país en el año 1999 fue del 7.87% según la Dirección de estadísticas del MAGFOR, con una tendencia a cobrar cada vez mayor importancia de manera relativa.

Durante el transcurso de los años 90´s, la actividad arrocera mostró una tendencia sostenida y fuertemente creciente, con incrementos de hasta el 100 por ciento en el área de producción y de 113 por ciento en el volumen (de 1990 al 1999), con una mejoría sustancial en los rendimientos productivos.

Sin embargo en el ciclo productivo 1999-2000 se vieron drásticamente disminuidos todos los indicadores productivos del arroz como consecuencia de las afectaciones dejadas por el paso del Huracán Mitch en territorio nicaragüense, en octubre de 1998, cuando el sector se preparaba para la cosecha de más del 65% de la producción nacional de ese año. Las perdidas reportadas por el sector agropecuario del país y en especial el arrocero fueron muy representativas llegando a estimarse hasta un 25% del área agrícola afectada. A este factor negativo se le agregaron a inicios del año 2000 las intervenciones de la banca nacional en las fincas arroceras por el arrastre de deudas que el sector arrocero traía con el sistema financiero nacional (COBRA), precios del arroz internacionalmente deprimido, los altos costos de los insumos productivos no permitían que la actividad arrocera fuera rentable, además existía una política arancelaria y comercial en el país que promovía las importaciones de arroz oro en perjuicio de la producción e industria nacional, por lo que la presencia del sector productivo arrocero estaba en franco deterioro con muchas probabilidades de desaparecer en el corto plazo como sucedió en otros países de Centroamérica en donde ahora se importa más del 85% del consumo nacional poniendo en riesgo la seguridad alimentaria de su población al tenerse que ajustar a los precios “especulativos e inaccesibles” que establezcan los principales países exportadores del arroz a nivel mundial.

A como se observa en la gráfica, según cifras oficiales, en el 1999-2000 en Nicaragua se disminuyeron las áreas y producción de arroz a nivel nacional en un 19 y 12 por ciento respectivamente.

Producción Arroz Oro

Sin embargo, es importante señalar que en el período 2002-2003, se registró un fuerte crecimiento con respecto a 1999, llegando el arroz a alcanzar hasta un 9.63% del área total de granos básicos en el país y en términos de producción en el arroz se creció el 40% al comparar los periodos 1999-00 con el 2002-03. Este fenómeno estuvo relacionado con la creación del Programa PAPA (Programa de Apoyo al Productor de Arroz), que desde sus inicios en el 2001 incentivó el incremento de la producción y tecnificación de este grano.

Area sembrada de Arroz en Nicaragua

Según el Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR) la producción del arroz en Nicaragua ha venido experimentando en los últimos 9 años un marcado crecimiento, llegándose a registrar en el 2010 un total de 4.3 millones de quintales de arroz oro significando esto un crecimiento del 27% si lo comparamos con el año 2002 ya con la implementación del Programa PAPA y de un 77% si lo comparamos con el año 1999 antes de implementarse el PA.P.A. lo que se fundamenta en varias razones: por un lado se trata de una actividad que goza de una Política Comercial y fiscal de parte del Estado que permite previsibilidad a los distintos agentes de la cadena productiva del arroz para invertir en mejoras para sus sistemas productivos especialmente en programas de investigación y desarrollo tecnológico tanto en el área productiva como en la industrial y comercializadora; existe una alianza estratégica entre los productores, industriales e importadores del arroz; existe un comercio transparente del grano que premia su calidad con la intervención de las Bolsas Agropecuarias, lo cual es un incentivo importante para los productores; además existe una tendencia creciente en su curva de demanda al haberse incrementado los niveles de consumo per cápita (que en la actualidad ascienden a 116 lbs. anuales, y a inicios de la década de los 90´s era de 60 lbs. anuales), lo cual a su vez ha ocurrido al subir los precios relativos de los otros dos granos relevantes con los cuales compite en la dieta alimentaria: el frijol rojo y el maíz blanco.

Es importante destacar el valioso aporte de la producción de arroz de riego a la búsqueda de la seguridad alimentaria del país, ya que este sistema de producción al tener control sobre las principales variables en el manejo del cultivo, principalmente en lo referido a la fuente de agua de riego, es quién garantiza el 63% a la producción nacional.

Este peso porcentual en la producción nacional se ha visto influenciado por el incremento de las áreas de arroz de riego, tecnificación de los sistemas de producción y un eficiente manejo del cultivo producto de los programas de asistencia y transferencia tecnológica promovidos por ANAR y el INTA principalmente. Actualmente los índices de rendimientos nacionales en el arroz de riego son de 75 qq/Mz de Arroz Seco y limpio, superior a los 50 qq/Mz de Arroz Seco y limpio que se obtienen en los sistemas de producción de arroz de secano donde la única fuente de agua es la lluvia.

La producción de arroz de riego se da dos veces al año con un alto grado de tecnificación y la de Arroz de Secano únicamente una vez, con baja tecnología.